Informacion sobre águila real

No existe ave que se pueda comparar en majestuosidad al águila real.


Esta enorme rapaz vuela por arriba de las cumbres montañosas, desplegando las alas en una envergadura de algo más de dos metros, mientras escudriña el cielo y la tierra en busca de su presa. Posteriormente se lanza hacia la víctima a una velocidad de 150 kilómetros por hora y cae para apresar una liebre, perdiz o conejo. Algunas veces las águilas capturan corderos, aunque normalmente solo los que están débiles por falta de alimento. Comen también carroña.
Las águilas reales se emparejan para toda la vida y poseen normalmente dos o tres puntos concretos de nidificación para elegir entre ellos; estos lugares se ubican situados a distintas alturas, variando la distancia entre ellos, que a veces puede ser mínima, escasamente 20 metros. Asiduamente utilizan estos puntos en rotación.
El nido elegido, un gran montón de ramas colocadas en saliente o cornisa de montaña, y muy pocas veces en un árbol, va aumentando de tamaño al paso de los años. Lo reparan antes de la estación de cría y generalmente lo engalanan con vegetación fresca. Según van creciendo los pollos el nido se va cubriendo de un depósito de huesos, restos del alimento contribuido por los adultos.
Casi totalmente oscuro, con matiz dorado en la cabeza; pico pesado y poderoso; alas excepcionalmente largas; hembra mayor que el macho.
Ambos sexos edifican o reparan nidos en noviembre o diciembre; puesta, marzo o abril, usualmente dos huevos blancos, a menudo con marcas pardo rojizas; incubación, alrededor de 50 días, primordialmente por la hembra; los pollos, alimentados por ambos padres, dejan el nido tras unas 12 semanas.
Se alimentan con liebres, conejos, perdices, corderos ( ocasionalmente) y carroña.
Su lugar se encuentra en montañas y riscos.



Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada